¿Qué son los LMS?


La palabra LMS viene de las siglas Learning Management System o en español Sistema de Gestión del Aprendizaje.

Este concepto es muy amplio y proviene de mucho antes que se introdujera en WordPress, pero en esta entrada vamos a centrarnos únicamente en los LMS dentro del ecosistema WordPress.

Por lo tanto, estamos hablando de plugins de WordPress que cumplen dos funciones principales:

  • Permitir la gestión y distribución de cursos online de forma sencilla.
  • Apoyar el aprendizaje de los alumnos que toman esos cursos online.

El uso de este tipo de plugins cada vez es más extendido ya que la educación está avanzando a pasos agigantados hacia el mundo online.

Si te paras a pensar cada vez más universidades, academias, formadores y emprendedores están creando y vendiendo cursos online. En muchos de los casos éstos se apoyan del uso de un LMS.

¿Cuáles son las funcionalidades de un LMS?

Dependiendo del plugin que se elija tendremos a nuestro alcance más o menos funcionalidades, pero a modo de resumen analicemos cuáles son las más importantes:

Creación de cursos

Todos ellos permiten la creación de cursos online de forma tan sencilla como si crearas una entrada o página de WordPress.

En este punto es importante aclarar que cuando hablamos de creación de cursos, no nos referimos al hecho de preparar, grabar, editar y publicar los vídeos en plataformas como Vimeo, Wistia…

Nos referimos a poder publicar dichos vídeos o contenido multimedia en nuestro sitio web de forma que los alumnos puedan consumirlos en un formato de curso, es decir, los podremos estructurar mediante módulos y lecciones, haciendo que la navegación del alumno sea mucho más fluida.

Evaluar a los alumnos

A parte de las lecciones, es posible crear cuestionarios o pruebas para evaluar a los alumnos. De forma que podremos impedir el avance en el curso hasta que dichos cuestionarios sean superados con éxito.

En cuanto al tipo de pruebas suelen permitirse dos: las que son de tipo test, que se autocorrigen o las de pregunta abierta, donde el instructor deberá evaluarlas manualmente.

Soporte a los alumnos

La mayoría de LMS incluyen una forma sencilla para que los alumnos puedan hacer llegar sus dudas al instructor y para que éste se las resuelva.

Además suelen incluir la posibilidad de que en ambos casos se envíen avisos mediante correo electrónico.

Venta o restricción del contenido

Por supuesto gran parte de ellos incluyen la opción de poder vender los cursos online ya sea por unidad o a través de una membresía. Los que no lo hacen se integran perfectamente con plugins como Woocommerce.

Por lo tanto, todos ellos permiten el uso de pasarelas de pago como Stripe o Paypal.

Esto hace que podamos restringir el acceso a los cursos únicamente a aquellos alumnos que hayan pagado.

Analítica

Uno de los puntos fuertes de los LMS es que ofrecen un apartado de analítica con datos interesantes como:

  • Controlar tus ventas, altas y bajas.
  • Poder saber en todo momento cuántos alumnos están realizando tus cursos.
  • Consultar el progreso de aprendizaje de cada alumno, como por ejemplo, cuántas lecciones ha completado de un curso en concreto. Gracias a estos datos podremos apoyar de forma más personalizada a nuestros alumnos.

Extensiones

En la mayoría de los casos estos plugins ofrecen numerosas extensiones (gratis o de pago) que todavía amplían más sus funcionalidades.

Podremos encontrar extensiones de todo tipo: ya sea para introducir sistemas de gamificación, poder ofrecer certificados de finalización a los alumnos o ampliar las opciones de entrega del contenido (como por ejemplo mediante sistemas de goteo o drip-content).

¿Qué alternativas tienes?

En el momento de escribir esta entrada del diccionario, los plugins LMS más populares son (sin un orden especial):

Donde únicamente el último ofrece una versión gratuita (ampliable mediante extensiones de pago).

Lo mejor que puedes hacer a la hora de elegir uno es acudir al sitio web oficial de cada plugin y analizar con atención cuáles son las funcionalidades únicas que ofrece y asegurarte de que es lo que necesitas para tu proyecto.

¿Realmente necesitas un LMS?

Para acabar es importante que te preguntes si realmente necesitas un LMS para tu proyecto, pues si has mirado el precio que tienen, éste no suele ser apto para todos los bolsillos, sobre todo si estás empezando tu negocio de formación.

Por ejemplo, imagínate que eres nutricionista y quieres empezar a ofrecer formación online en tu propio sitio web. Quizás en este caso lo único que te interesa es que tus alumnos paguen una suscripción mensual para acceder a tu contenido y la mayoría de funcionalidades arriba listadas te vengan grandes.

En un escenario como el anterior lo ideal sería prescindir de un LMS y ayudarnos de un plugin de restricción de contenido que te permita cobrar una suscripción mensual a tus alumnos y proteger el contenido de quienes no han pagado.

En resumen, el uso de un LMS puede resultar muy útil, siempre y cuando su uso esté justificado, en caso contrario te encontrarás con un “monstruo de plugin” con infinidad de opciones que no necesitas.

Y hasta aquí el texto de David. Creo que queda muy claro el término.

Si estás interesado en crear una Academia Online te animo a que visites su página porque tiene soluciones muy económicas y va a saber asesorarte para que elijas bien. También te recomiendo su podcast Instructores Online.

Y ahora, ¡mi CTA!

David Perálvarez

Diseñador y desarrollador web freelance e instructor online
Ilustración de Aprender WordPress gratis en mi canal de youtube

👨🏻‍🏫 Aprende gratis en mi canal de Youtube

En 2024 he vuelto a Youtube para liberar todo mi conocimiento de estos años formando diseñadores web.
Únete al canal
Inicia sesión

Sólo los socios del club de expertos pueden utilizar esta funcionalidad.